LA MALA REPUTACIÓN

 
En mi pueblo, sin pretensión,
tengo mala reputación.
Haga lo que haga es igual
todo lo consideran mal.

Yo no pienso, pues, hacer ningún daño
queriendo vivir fuera del rebaño.
No, a la gente no gusta que
uno tenga su propia fe.

Todos, todos me miran mal,
salvo los ciegos, es natural.

En la fiesta nacional
yo me quedo en la cama igual,
que la música militar
nunca me supo levantar.

En el mundo, pues, no hay mayor pecado
que el de no seguir al abanderado.
No, a la gente no gusta que
uno tenga su propia fe.

Todos me muestran con el dedo,
salvo los mancos, quiero y no puedo.

Si en la calle corre un ladrón
y a la zaga va un ricachón
zancadilla pongo al señor
y aplastado el perseguidor.

Esto sí que sí, que será una lata
siempre tengo yo que meter la pata.

No, a la gente no gusta que
uno tenga su propia fe.
No, a la gente no gusta que
uno tenga su propia fe.

todos tras de mí a correr,
salvo a los cojos, es de creer

 
(Georges Brassens)
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Letras. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LA MALA REPUTACIÓN

  1. HARES dijo:

    Rafa, Imagino que no eres Extrem. Pero ese “personajillo” anda dando polsaco en otros spaces y como que el suyo está en privado (puro democrta) la única forma de hacerle llegar mensajes es en los sitios que él los deja. Lamento si te incomoda, pero seguiré haciéndolo en tanto Extrem no deje de molestar. Consigue que se calle y no me verás más. Gracias.

  2. lluvia dijo:

    Me felicito de que haya mas gente como yo .

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s