Una noche de agosto

Kattarrin

Sentando en esta roca, frente al mar, hoy no llueve, sólo el ruído de las olas, sentado en esta piedra, despejando algo de estupidez, solitario frente al mar…. Me atrapo en un instante, mirando hacia Hendaia. Colgamos de la nada, tanto vértigo, tanto miedo a descubrir, tanta ilusión que, como las olas, se estrella entre rocas. Nacen y en tres minutos desaparecen entre rocas. No conseguirás escapar de la nada Kattarrin
Anuncios
Esta entrada fue publicada en eza. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s