FLOR DE INVIERNO

 

Era un día de invierno, triste y oscuro, donde la vida era muy monótona hasta ese día, en que llegaste tú.

Al principio ese día oscuro empezó… a dar su luz, una luz brillante y colorida con ilusiones, esperanzas y un futuro mejor.

Pero al cabo del tiempo… esas ilusiones y esperanzas se empezaron a romper, era como una flor marchita y sin vida que sólo una cosa podría ayudarle: "El amor" de su corazón.

Ella no se daba cuenta del amor que necesitaba la flor, ese amor puro que decían sus palabras, ese amor puro que decían sus labios, ese amor puro que se veía en sus ojos, ojos que estaban ciegos.

Ciegos de aventuras, ciegos de ilusiones, ciegos de hechos…. Hasta el día en sus sus ojos se abrieron como pétalos de una flor.

Sus ojos estaban llenos de perdón, sus ojos estaban llenos de lágrimas… Flor sin vida y marchita Que sólo una cosa podría ayudarla… "El amor" de su corazón.

El amor que tanto tardó, llegó al final. Llegó con promesas y palabras verdaderas. Verdaderas que salieron de su corazón. El corazón despertó a la flor con un "te quiero" y no con un "adiós".

Anuncios
Esta entrada fue publicada en eza. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s